Por fin tu

Cuatro cosas que puedes hacer para mejorar la ansiedad

En el mundo que vivimos, las prisas, el trabajo, la casa, los hijos, y un largo etc. son algo normal en nuestro día a día. Nos causan estrés. Una de las manifestaciones de este es la ansiedad.

Llegamos a un punto en que todo lo que vivimos nos sobrepasa. Entonces es cuando nos empieza a faltar aire. Empezamos a comer compulsivamente o nos encontramos mal.

Es por eso que hoy quiero proponeros 4 cosas muy sencillas que podéis hacer para mejorar la ansiedad, algo que podréis aplicar en vuestra vida diaria.

Probad de hacerlo frecuentemente, veréis como vuestra vida empieza a cambiar.

#1 Respirar

Como ya te explique en el primer post: “Como recuperar la energía de tu cuerpo cuando creas que no puedes más” , dedica unos minutos al día a hacer unas respiraciones con conciencia, lentas y controladas. Verás como vas a empezar a controlar las situaciones que se te van presentando durante el día.

Te propongo hacer un ejercicio de respiraciones que te va a ayudar a limpiar tu cuerpo y a renovarlo por dentro.
Vas a coger aire fresco en cada inspiración y lo vas a repartir por todo tu cuerpo, hasta los pies. Nota como va pasando por todos sitios y se va expulsando de tu cuerpo toda esa tensión que has ido acumulando, esas prisas, los enfados y todo lo que tu creas que no es bueno para tu cuerpo.
Al expirar lo vas a expulsando con fuerza y cuando creas que no queda más aire en tus pulmones expulsa un poco más. Es importante que lo intentes, porque tenemos mucha tendencia a inspirar mucho y a expirar poco, quedándonos así los impactos que recibimos a diario dentro del cuerpo.

#2 Meditar

La palabra meditar, puede sonar muy trascendental, y lo primero que puedes pensar es ¡¡Uy yo no sé!!, ¡Es muy difícil!, o ¡Yo no tengo esa capacidad!.
Pero eso no es así. Puedes hacer unas meditaciones sencillas centrándote en tu cuerpo, sintiéndolo.

La meditación te va a aportar control sobre tu mente y vas a aprender a controlar esos pensamientos compulsivos que te causan esa sensación de no poder llegar a donde tú crees que debes llegar. Con la meditación se estimulan zonas del sistema nervioso relacionadas con las emociones positivas.

Bien. Ahora siéntate o túmbate -busca la postura que para ti te resulte más cómoda-, cierra los ojos y centra toda tu atención en respirar. Respira conscientemente y siente el aire como entra y como sale de tu cuerpo.

Ahora deja la respiración y empieza a centrarte en tu cuerpo. Empieza por los pies, y ve subiendo por las piernas, las caderas, el abdomen, la cintura, el plexo solar, el pecho, la espalda, los hombros, el cuello, la cara y la cabeza. Ve sintiendo tu cuerpo, lentamente sin prisa, notando las partes de este que están más tensionadas y intenta relajarlas.
Si notas tu cuello tensionado, muévelo un poco muy lentamente, y así sucesivamente con todas las partes que notes tensionadas.

Te propongo otra sencilla meditación, busca un lugar agradable para ti. Por ejemplo, una playa, una montaña o una isla desierta. Busca ese sitio al que cuando no puedes más querrías escapar.
Imagínate en él. Nota el aire, el sol, todo tu ser se encuentre allí. Pasea por allí como si estuvieras de verdad. Déjate llevar por lo que sientes. Recuerda, en ese lugar no tienes que demostrar nada a nadie, eres solo tú, déjate fluir.

#3 Suaves ejercicios físicos

El ejercicio nos ayuda a tonificar y flexibilizar el cuerpo, evitando la rigidez que nos produce el sedentarismo. A la vez, nos proporciona una sensación de alegría y bienestar, calmando el exceso de pensamientos.

Así pues, ¡mueve tu cuerpo!
No hace falta que hagas complicados ejercicios de gimnasia, sino simplemente intenta estírate un poco. Dedícale 5 minutos al día, por ejemplo cuando te levantes por la mañana. Es un buen momento para activar el cuerpo y empezar el día con energía.

Así pues, te voy a enseñar tres ejercicios muy sencillos que puedes hacer en tan solo cinco minutos y te van a aportar muchos beneficios.

Dos de estos ejercicios están en mi blog, puedes aprenderlos a hacer sin ningún problema.

1- Sencillos ejercicios que te ayudarán a desbloquear cuello y hombros

Puedes ver como hacerlo en esta entrada del blog.

2- Ejercicios bioenergéticos para despertar y activar tu cuerpo en primavera

Puedes ver como hacerlo en esta entrada del blog.

3- Ejercicio para estirar la parte posterior del cuerpo (cuello, espalda y piernas)

Ponte de pie, con las piernas separadas más o menos a la anchura de tus caderas. Empieza doblando tu cuello hacia adelante, es decir, que tu mentón vaya hacia tu pecho.
Nota como se estiran tus cervicales y sigue doblando tus hombros hacia adelante con las piernas un poco dobladas. Continúa doblando tu columna vertebral, vertebra a vertebra, hasta que tu espalda esté doblada y tus manos toquen el suelo (si no tocan el suelo no pasa nada, no fuerces). Tienes que relajar tu cuerpo, tus brazos y tu cabeza.
Cuando ya hayas llegado al suelo inspira y expira. En la expiración estira las rodillas y notarás como se alarga la musculatura posterior de las piernas (si tus manos se separan del suelo tranquila quédate con las piernas bien estiradas donde te permita tu cuerpo).
Quédate un rato en esta posición y luego ve subiendo lentamente, también vertebra a vertebra, hasta llegar a la posición inicial colocando los hombros y la cabeza en su sitio.

#4 Bailar

¡Siiii!, bailar ayuda a que el cerebro segregue serotonina, la cual te ayudará a elevar el estado de ánimo.

Bailar es una actividad física excelente y tan divertida que llegamos a pensar que no estamos realmente haciendo ejercicio, sino simplemente pasándolo bien.
Bailar involucra muchos de nuestros sentidos.Por eso la sensación que nos da el hecho de hacerlo es tan placentera
Elige un estilo de baile que se adapte a ti, el que te guste, no importa. Sólo importa que lo disfrutes.

Compártelo en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on google

Deja un comentario